lunes, 4 de marzo de 2013

Tortugas y caracoles

El sábado volví a correr. Pero con zapatillas, porque sin ellas lo hago todos los días desde que me levanto hasta que me acuesto. Tenía motivación y pereza, ambas por igual. Pero tengo que llegar menos anquilosada a la carrera de la mujer que se celebrará el próximo 5 mayo. Así que lo primero que hice fue preparar el atuendo, ¡¡qué desastre!!. Si para verano tengo algo más o menos profesional, para el invierno nada más lejos. Me puse una leggins del año de la tos, una sudadera y las zapatillas. Esas, las únicas salvables. Así que cuando me vi en el portal de esa guisa, parecía una maruja (con todos mis respetos hacia ellas) que iba a comprar el pan. El atuendo era lo de menos porque iba a correr y no a la pasarela Sport Fashion Week. Me programé mi IPhone, me puse musiquita.. ¡y a correr!! Mal empecé cuando nada más empezar la música escuché la canción de Sobreviviremos de Mocedades. Y no es porque esté más pasada que mi atuendo, que también es verdad, sino porque hasta el IPhone presentía que no iba a durar ni 500 metros. Pero poco a poco, un pie delante del otro iba haciendo metros e incluso kilómetros. Pensé que iba a buen ritmo hasta que me di cuenta de que un niño de no más de dos años me adelantaba con su triciclo. Claro, que al entrar en el parque y descubrir que un caracol me adelantaba por la derecha y casi llegando a un charco lo hacía una tortuga por la izquierda, disipé cualquier duda. Pero así, al tran tran, conseguí correr casi 3 kilómetros y medio. Y me fui a la ducha satisfecha y contenta. Y el domingo pude dar la bienvenida a mis queridas agujetas que hacía tanto que no sentía. Espero que la racha de voluntad siga y consiga mejor marca el próximo 5 mayo. Aún quedan 2 meses, así que ¡¡¡yo puedo!!!

¡¡¡FELIZ SEMANA!!

(Invierno vete ya, no te queremos más)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...