martes, 5 de febrero de 2013

Jefas, madres, hijas y empleadas

Este fin de semana he visto por enésima vez la película "El diablo se viste de Prada". Me encanta. Y siempre que la veo no puedo remediar acordarme de una jefa que tuve. Para nada era igual de cruel y despiadada. Pero Meryl Streep me recuerda mucho a ella.  Me acosté con el regustillo de la peli y pensando en la relación perfecta entre jefe/a-empleado/a e inmediatamente lo extrapole a la relación madre/padre-hijo / hija. ¿Uno puede ser amigo de su hijo? ¿Y de su jefe? Desde mi punto de vista, en el primer caso, mi respuesta es rotundamente no. Tu padre/madre es tu padre/madre por muy majo y colega que sea y por mucha confianza que tengas con él/ella. No hay que olvidar que no deja de ser nunca tu padre y por ello le debes un respeto. Así ha sido siempre la relación que he tenido con mi madre y creo que no me ha ido mal. Y tenemos una relación fluida, hasta tal punto que hablamos todos los días y así espero que me vea la Princesa. Como una madre comprensiva, cercana, en la que puede confiar pero nunca su amiga. Soy mucho más. Soy su madre. 
En el caso de la relación jefe/empleado creo que si es posible la amistad, siempre que cada uno tenga clara su condición. Y siendo así, ecuánimes por ambas partes y respetándose el uno al otro, es más que lícito. Recomendable diría yo. En esta etapa turbulenta de mi vida laboral tengo la suerte de tener al mando a una amiga. Y eso, quieras que no, hace los días más llevaderos. 


¡Feliz martes y ánimo que acostándonos mañana y levantándonos después, al día siguiente ya es viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...