jueves, 31 de enero de 2013

¿Qué, cómo, cuánto y por qué?

Los acontecimientos acaecidos últimamente tanto en el país como en mi ámbito cercano, sobre todo laboral, me ratifica mi idea que mi mundo se acaba. ¿Qué es lo que importa? El dinero y el poder ¿Cómo se consigue? No importa, lo interesante es conseguirlo y cuanto más rápido mejor. ¿Por qué? Pues a eso no tengo respuesta. No sé ese afán de tener y tener sin límites. No importa traicionar a quien te tendió la mano cuando más lo necesitabas, pisotear a amigos y familia, traicionar la confianza de los que siempre estuvieron a tu lado. El fin justifica los medios. Y yo no soy así. Me imagino que por eso aquí me he quedado. Seguramente, desde su punto de vista, con una vida mediocre. Pero, gracias a Dios, muy rica en valores que me permite dormir a pierna suelta.

¡¡¡Feliz jueves a pesar de los traidores, corruptos, ladrones...!!!

miércoles, 30 de enero de 2013

No era perro sino caballo



En casa somos unos fans incondicionales de la hamburguesa. Nos da lo mismo que sean caseras (el Santo las hace como nadie), prefabricadas o en cajita como llama la Princesa a las del Burger King. Evidentemente, si me dan a elegir me quedo con las del Santo, aunque a las otras no les hago ascos. A las prefabricadas las llamamos cariñosamente hamburguesas de perro y, por lo general, las compramos de pavo y pollo, huyendo de las presuntamente vacunas y de cerdo. Y mira tú por donde, ayer nos levantábamos con la noticia de que donde quise decir perro en verdad era caballo y que están hechas de aditivos, sulfitos y otras guarrerías, más que de carne fresca ¡¡¡qué cosas!!! La verdad es que no me ha extrañado mucho porque el color de las hamburguesas es, cuanto menos, sospechoso.
Y que os voy a decir, que de algo hay que morir. Soy bastante poco histérica con la alimentación de la Princesa. Come absolutamente de todo y hay veces que su menú es muy saludable y otras menos. Pero de verdad, ni me altero. Es una niña sana, sin sobrepeso y creo que bien alimentada. Y ahora no me voy a rasgar las vestiduras. Estoy convencida de que si la OCU analiza absolutamente todo lo que comemos nos moriríamos solo con saber saber los resultados. Así que seguiremos comiendo de todo.

¡¡¡Feliz miércoles!!!

martes, 29 de enero de 2013

El fascinante y carísimo mundo de la granja

Me juego una mano a que tengo más seguidores madres/padres que trabajadores de Planeta de Agostini. Así que me siento en la obligación de contaros mi experiencia con los coleccionables. En mi vida creo que solo he hecho dos colecciones de las anunciadas en fascículos. La primera, una colección de música clásica,  fue hace muchísimos años, cuando aún era soltera, vivía con mis padres y tenía una economía que para mi la quisiera actualmente. Mis únicos gastos eran la gasolina, mis salidas y el coleccionable y entonces ganaba 90.000 pesetas (unos 500 €). Entonces me daba igual 8 que 80.
La segunda colección, los cuentos troquelados de Ferrandiz, la hice recién casada y entonces me pudo la nostalgia. Eran mis cuentos preferidos y claro, a punto de dar a luz, todo era poco para la hija que venía en camino. Así que no lo dudé un minuto. El primer cuento lo compré en el quiosco y de ahí a la suscripción fue un paso. Dios, en que hora... Evidentemente la segunda entrega ya no costó el euro y pico de la primera. Fue bastante más. Y encima el cartero no lo traía a casa. Había que ir cada poco tiempo a correos. Para colmo, nuestro barrio era nuevo y no teníamos oficina cerca, por lo que tenía que desplazarme en coche o en metro a por los dichosos cuentos. No sé cuanto tiempo duró aquello, pero si que tengo la imagen de estar en la cola con un calor de justicia., por lo que puede ser perfectamente que las entregas se sucedieran durante un año. Un día me dio por sumar lo que había costado la colección... ¡¡¡300 euros!!! Desde entonces, los cuentos están a buen recaudo y solo salen de la caja en contadísimas ocasiones y bajo la supervisión de un adulto. Vamos, que el Códice de Santiago no está tan bien custodiado.
Ahora veo con horror la colección de la Granja. Por 1, 99 € te dan un libro y una figura de PVC de un animal de la granja. Así parece muy apetecible. Pero si lees la letra pequeña descubres que son 60 entregas a un precio de  4,99€ para la segunda entrega y 7,99 € para el resto de la colección. Total, que la granja cuesta ¡¡¡¡470 €!!!!!! No es mi caso, gracias a Dios, pero si la Princesa quisiera conocer los animales de la Granja me pensaría si es más rentable hablar con un granjero y ofrecerle 300 € por conseguir tarifa plana para ir a su granja.
¡¡¡Feliz martes!!! 

lunes, 28 de enero de 2013

Las guarderías no son para padres manazas...

Yo no me acuerdo de mis años de guardería. ¡¡¡Han pasado tantos años!!!Si que tengo algunos retazos, pero nada interesante. Lo que me lleva a pensar que mis padres no formaban parte de la vida cotidiana de la guarde, como lo somos ahora, porque sino me acordaría. Y no es que mis padres fueran unos rancios, sino que el sistema es así. Tanto en el cole de la Princesa, como en muchos otros centros, los padres tenemos deberes al menos un par de veces al año. En el primer trimestre nos tocó hacer el mural de protagonista, en el que debes pegar fotos del niño y contar algo de su vida par que luego él se lo trasmita a sus compañeros. El año pasado me coincidió con varias manualidades y me fui a lo más simple. El resultado fue muy soso y este año la Princesa me reclamó, desde el minuto 1, que su mural debía ser muy bonito.
Poco después fue el turno del árbol para el Belén. Era absolutamente voluntario, pero me ponía en la piel de la Princesa en caso de que hubiera sido la único que no llevara árbol y me daba algo. Así que hicimos árbol. A Dios Gracias que soy mañosa y me gusta que sino... Mi Otro Yo tiene que participar con sus retoños, ahora solo con Diegote, en el concurso anual de sombreros y , aunque se lo curra muchísimo, siempre hay madres/padres que son muchísimo mejores. Y otra que tal baila. Menos más que Mi Otro Yo es creativa que si fuera por el Doctor Anónimo, el niño llevaría un sombrero invisible.
 Pero en todos los sitios cuecen habas. El jueves por la noche recibía una llamada de auxilio de mi amiga Rousita. Diego, su hijo de casi 3 años, era el protagonista y la madre/padre tenía que ir a la guarde a hacer un taller con los pequeños. ¡¡¡Ojiplática me quedé!!! ¿Y el padre/madre que no pueda? ¿Y los progenitores que no sepan? ¿Y aquellos que ni siquiera recorten bien las hojas troqueladas de los formularios? ¡¡¡Menudo papelón!!! Así que nos pusimos manos a la obra a buscar un taller apto para niños de esa edad, que fueran sencillos de organizar y que no volvieran loca a la pobre Rousita. ¿Y quien sino nos dio la solución? Una vez más BABALLA fue la clave. En los próximos días enseñará a la clase de su hijo como hacer "Peces comilones".


Yo estoy contenta de ser parte activa de la vida escolar de la Princesa pero ¿qué opinarán los padres manazas?

¡¡Feliz semana!!

jueves, 24 de enero de 2013

Periodistas

Hoy es San Francisco de Sales, patrón de los periodistas. Cuando estaba estudiando, hoy no había clase y mañana tampoco porque es la Conversión de San Pablo y yo hice la carrera en el Colegio Universitario San Pablo CEU. Así que dos días de fiesta que aprovechaba para estudiar porque el 26 comenzaban los exámenes.  Me encerraba y a estudiar lo que no había estudiado en todo el curso, que era mucho. Yo era de las que me pegaba cada panzada final... Era mi semana de pasión. Pero para pasión la que está viviendo actualmente la profesión. ¡¡Qué pena me da!! ¡¡Cuánta gente en paro!! Pero sobre todo, lo que más pena me da es la falta de respeto y la falta de compañerismo. Hay medios, y encima especializados en medios de comunicación, que disfrutan cuando hay alguna novedad, y no buena,  en torno a un medio que no es de su agrado. Lo que no logro a entender es como pueden llegar a regodearse de tal manera con este tipo de noticias sin pensar que hay muchos compañeros y sus familias detrás del medio en declive. Desde aquí vuelvo a pedir respeto y compañerismo, sobre todo compañerismo. Hoy mi medio está mal pero lo mismo mañana es el tuyo.
Felicidades a todos mis colegas, especialmente a uno: Juanra Peña. Además de celebrar la fiesta de su patrón por primera vez, hoy es su cumple.

¡¡Feliz jueves!!

miércoles, 23 de enero de 2013

Perros, enfermedades y material de oficina

Hace algunos meses reflexionaba sobre la importancia del nombre.  Hoy, con la noticia del nacimiento del niño de Shakira y Piqué, (que parece que es única noticia que importa) no he podido evitar retomar el tema. Milan se llama la criaturita (los padres, en el comunicado oficial, recalcan que el acento recae en la primera sílaba). ¡Toma ya! Nada más leerlo, como me imagino que al 99% de los españoles, me ha venido a la cabeza las gomas de borrar de nuestra infancia. Como bien señalaba mi prima Ana esta mañana, miedo me da como tengan otro, ¿le llamarán Bic? Y si son gemelos, ¿Bic Naranja y Bic Cristal? Todo es posible. A mi ya nada me impresiona.
Coincidiendo con el feliz nacimiento, hoy se presenta en sociedad el hijo de Guti. Enzo, se llama el retoño. En un principio, antes de ver la foto y leer que Guti posaba con su novia y con Enzo pensé que le habían regalado un perro. Pero no, se trata del niño.
Por no hablar de Bisbal. El día que escuché que el almeriense ya estaba con Ella (pronunciado Ela) se me encogió el corazón. Ya le veía en unos años postrado en una silla de ruedas como Stephen Hawking, quien padece una esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Menos mal que se trata de su hija y no de la enfermedad. Vamos que hasta para esto debo ser una rancia. Donde estén los nombres normalitos, que se quiten las extravagancias.

¡¡¡Feliz miércoles!!

martes, 22 de enero de 2013

Insumisión

Siempre he sido una mezcla entre perro y oveja. O mejor dicho, borrego. Perro en el sentido de que cuando me molesta algo ladro mucho. Pero luego soy un borrego que acato cada una de las órdenes que me dan, me guste o no. Pero ayer me revelé y me declaré insumisa y no pagué el euro por receta impuesta por la Comunidad de Madrid. Para nada estoy de acuerdo con la medida. Me parece un despropósito. Y sé que mucha gente abusa de la compra de medicamentos. Pero no podemos pagar justos por pecadores. Y si el Tribunal Constitucional ya se ha pronunciado al respecto del euro catalán, ¿por qué Ignacio González se empeña en seguir manteniéndolo? ¿Se cree él que va a ser diferente a Mas?  Si finalmente se decide no cobrarlo, ¿la Consejería de Sanidad tiene claro como va a hacer la devolución de lo ya recaudado?
Sé que nadie engorda lamiendo y que un euro ni me saca de pobre ni hace rica a la Comunidad. Pero es mi manera de revelarme. Si el Presidente de la Comunidad puede comprarse una segunda residencia por casi un millón de euros, creo que se deberían revisar los sueldos. Y seguro que con lo que se recorte de esa partida, la sanidad ya es sostenible y no hace falta ni recurrir al euro por receta ni a la colaboración pública privada para los hospitales de reciente creación.

¡¡Feliz martes!!

lunes, 21 de enero de 2013

Gripe

Source: recapo.com via Recapo on Pinterest

Desde noviembre de 2005 solo había faltado a mi puesto de trabajo por enfermedad en dos ocasiones: por un esguince (en febrero de 2006) y los días antes de dar a luz, amén de la baja maternal. El resto de los días, ahí estuve al pie del cañón. Así que puedo presumir de tener una salud casi de hierro. Y creo que todo puede tener una explicación. Puedo asegurar que en mi anterior empresa era menos grave llamar perra judía a tu jefa que el tema del absentismo laboral. Yo, por si acaso, no hice ni lo uno ni lo otro. Y en el de ahora son normales (si estás mala no vas y si estás sana vas) pero coincide que aquí llegué ya siendo madre. Y una madre no se puede permitir el lujo de ponerse nunca mala. Y creo que me lo tomé tan en serio que lo cumplí a pies juntillas. Pero esta semana he roto la racha y el viernes no fui a trabajar por estar enferma. La gripe se ha instalado en nuestro entorno y me ha tocado de invitada. Empezó la Princesa (y 16 niños más de su clase de los 27 que son) y continué yo. Hay que compartir... Y os puedo asegurar que hacía tiempo que no me veía en una de estas. Si ya es jorobado encontrarse mal, cuando compartes el lecho del dolor con un torbellino de 4 años no os quiero ni contar. Encima estábamos contrapeadas con el tema de la fiebre. A mi me subía por la mañana y a ella por la noche. Así que cuando yo estaba hecha un guiñapo envuelta en una manta ella tenía unas ganas de marcha... Menos mal que hemos tenido al Santo de enfermero y nos ha cuidado y mimado como nadie.
En estos días me he acordado de las mujeres que tiene una enfermedad crónica o están en pleno tratamiento con quimioterapia pero ante todo son madres. A pesar de su dolor, de su malestar, de sus nauseas nunca faltan a sus deberes como madres. Una vez más, me quito el sombrero ante ellas.
Y después de esta experiencia. gracias a Dios nada grave pero si jorobante, espero estar sana otros siete años o, al menos, no coincidir con la Princesa.

¡¡¡FELIZ SEMANA!!!

jueves, 17 de enero de 2013

¿A qué huele España?


¿Os acordáis de aquellas polémicas declaraciones de Victoria Beckham en las que dijo que España olía a ajo? Pues en el fondo la muchacha no andaba desencaminada. En España olía a algo raro, pero no era a ajo. Era a chorizo. Porque otra cosa no tendremos, pero de variedad de chorizos andamos sobrados. Así, a bote pronto, se me ocurren unas cuantas: chorizo popular, chorizo socialista, chorizo nacionalista, chorizo real... También los podemos clasificar por denominación de origen: chorizo gallego, chorizo madrileño, chorizo valenciano, chorizo andaluz, chorizo catalán... ¿Y que pasa cuando hay tanto chorizo? Pues que se engorda. Pero se engorda en Suiza porque lo que es aquí....Y mira que me duele, pero no me queda más remedio que dar la razón a la Spice Pija: España huele muy mal. Y a mi también me da asco. Mucho asco.
¿Y que podemos hacer con tanto chorizo? Yo propongo picadillo...

¡¡Feliz jueves a pesar de los malos olores!!

miércoles, 16 de enero de 2013

Y nos fuimos de rebajas...

...Y lejos de ser un auténtico infierno, se convirtió en un nuevo momento adorable con la Princesa. Los intentos anteriores de ir de compras con ella no es que fueran una pesadilla, pero no fue una experiencia cómoda. Sin embargo, la tarde del sábado revolviendo entre la ropa, escogiendo ella misma lo que le gustaría que me probase y descubriendo que además de la ropa clásica que lleva su madre hay otra más divertida y desenfadada, fue para ella un plan superdivertido, tal y como me confesó al llegar a casa. Y menos mal que no me compré todo lo que ella me escogió porque sino iba a ser una mezcla entre trabajadora de la noche, morcilla de Burgos embutida y esperpento botijero. Eso si, muy a la moda.
Mi bebé, definitivamente, se ha ido de casa. Pero a cambio he encontrado una cómplice y aliada para ir de compras. Queridas futuras madres, disfrutad de vuestro bebé. Que un día te acuestas y cuando te levantas ya es tarde...

¡¡¡Feliz miércoles!!

martes, 15 de enero de 2013

Sala de silencio


El 4 de enero viví un hecho insólito en casa. Llegué de trabajar, no había nadie, y me puse a hacer cosas en absoluto silencio. Raro en mi que siempre pongo la radio o la tele cuando estoy sola. Necesitaba silencio. Mi cuerpo y mi mente me pedían ese rato lejos de los gritos de la Princesa,  de las conversaciones cruzadas en mesas de más de 10 comensales, del barullo de las compras, de la música en centros comerciales y supermercados, del tráfico, de los mercadillos navideños... Por fin estaba en paz. Por un momento me olvidé del mamá, mamá, mamá... ; ¿me pasas esa fuente? ¿quien tiene el agua? ¡¡feliz Navidad!!, a Belén pastores, ¿quién da la vez?, ¿ha visto el cordero lechal tan rico? ¡¡¡1.000 euros...!!! ¿cuándo vienen los Reyes?? ¿¿he sido buena??? Por un momento descubrí que en mi casa también existe el silencio antes de las 12 de la noche.
Y ahora me encuentro con que los almacenes ingleses Selfridges han recuperado un espacio, llamada la Sala del Silencio para romper con el barullo de las compras y el bombardeo de marcas y mensajes. ¡¡¡Qué gran idea!!! Yo reivindico que esa sala se instale en todas las comunidades de propietarios en la que vivan, al menos, 2 niños. Y más en épocas navideñas.

¡¡¡Feliz martes!!!

viernes, 11 de enero de 2013

Los Reyes vienen más cargados de lo que pensamos

Cada día estoy más contenta de lo disciplinada que he sido a la hora de que mi casa haya vuelto a la normalidad, olvidando ya la Navidad. He de admitir que algunas cosas se han quedado rezagadas: unas velas, una bola y poco más. Pero ya he encontrado un sitio para ellas, sin necesidad de bajar al trastero.
Pero lo que más me llena de orgullo y satisfacción es que los nuevos juguetes ya tengan su espacio y, sobre todo, que haya conseguido que estén al alcance de la Princesa. Para ello, como ya bien sabéis, he tenido que redecorar su "bitación". Y con el "sube esta muñeca, baja este juego, a la derecha estas pinturas y a la izquierda esto otro" la Princesa ha descubierto algunos juguetes que existen en su entorno desde hace tiempo, algunos incluso desde los Reyes pasados, y a los que hasta este momento había ignorado. La verdad es que en un principio me ha sentado mal. Pero, ¡qué narices! la idea es que la Princesa juegue y se divierta y si ahora no hace caso a lo nuevo, ya lo hará más adelante. Por eso he llegado a la conclusión de que los Reyes vienen más cargados. Porque traen cosas nuevas y desempolvan lo antiguo haciéndolo casi nuevo.
Y, por cierto, entre los juguetes de este año que han caído en el olvido desde el minuto 0 está el famoso cole de Peppa Pig. Por fin la tía Tere se hizo con ello y allí estaba el día 6. La alegría de tener por fin el cole de Peppa le duró lo que tardó en abrir el siguiente paquete. Esperemos que sea de los juguetes que salen al terreno de juego en la segunda parte.

¡¡¡Feliz fin de semana!!!

jueves, 10 de enero de 2013

Mi cruzada contra Famosa

O mucho cambian las cosas o ya me han visto pidiendo a los Reyes otro juguete Famosa. Si el día 7 no maldije 152.254 veces a la marca no lo hice ni una. ¡¡¡Menudo día me dieron!! Primero fueron las Barriguitas y después la Nancy. ¡¡Qué paradoja, dos de mis muñecas preferidas de mi infancia!! Pero claro, cuando una es madre las cosas se ven de otra manera.
Comencé el día con el firme propósito de montar los nuevos juguetes, cubicarlos, quitar los adornos navideños y pasar una tarde de relax. La última tarde de relax antes de empezar el cole... ¡¡¡ja, nada más lejos!!
Todo iba sobre ruedas hasta que a las 11.30 comencé a montar el cole de las Barriguitas. Total, sólo había que montar... ¡¡¡¡ 90 PIEZAS DE NADA!! Si, 90. Ni una más ni una menos. Y no es que las contase, es que venía el dato en la caja. Bastante lío tenía yo como para contar piezas. Y pieza a pieza terminamos de montar el juguetito a las 14.45.


Aparentemente parecía sencillo. Pero no fue así. Muchas de las piezas no encajaban correctamente y tuve que "convencerlas" con una lima de uñas. Llegué a la conclusión de que Famosa es la copia más patética de Ikea, con la diferencia de que con lo que te cuesta un juguete de Famosa, que te las ves y te las deseas para montarlo y cubicarlo, en Ikea te compras un mueble majo, lo montas en un pispas y encima te sirve para colocar algún trasto como un juguete de Famosa. Porque esa es otra, ¿por qué se empeñan en deformar la realidad? Cuando pedimos el cole siempre pensamos que sería de tamaño razonable. Pero, ¡¡¡no cabe en ninguna balda convencional!!! Hemos tenido que redecorar la habitación de la Princesa para hacer un hueco para el dichoso colegio. Colegio que, por cierto, es una monada y tiene todo tipo de detalles. Hasta reglas, escuadras, calculadoras, lapicitos, etc. todo a escala de las Barriguitas. Así que es comodísimo jugar con ello, siempre que seas Eduardo Manospinzas. La pobre Princesa es como el gigante de Gulliver, destroza todo lo que toca.
Recuperados del shock del colegio, fue el turno de la Nancy. ¿Alguien sabe por qué los juguetes vienen sujetos con al menos 5 metros de alambres, asegurados con incómodos plásticos y reforzados con una resistente cinta adhesiva que no hay quien arranque a no ser que cojas unas tijeras de podar? Yo entiendo que muchos de ellos vienen de China y tendrán que estar sujetos de alguna manera para que lleguen medianamente presentables. Pero creo que se han pasado. ¡¡¡15 minutos para sacar una Nancy de su caja!! Y es que ¡¡¡hasta el pelo venía cosido a un trozo de plástico!!! Ver para creer.
Así que cuando quise sentarme para disfrutar de esa última tarde de relax, eran las 11 de la noche. Y eso no se lo perdono a nadie. Y menos a Famosa, por muchos muñecos que se se dirijan al Portal para hacer llegar al Niño su cariño y su amistad.
 

martes, 8 de enero de 2013

La aventuras de un oso ritmoso


¿Por qué nos empeñamos en llevar a los niños a espectáculos caros si con cualquier cosita, hecha con gusto y cariño, se entretienen? Hace algunas Navidades, cuando mi sobrina Paloma tenía la edad de Mónica, fuimos al espectáculo de Disney, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Las entradas nos costaron un pastizal y, por supuesto, los niños disfrutaron muchísimo. Pero la emoción duró lo que duró el espectáculo.
Este año hemos optado por algo más sencillo y, sobre todo económico. Nos decantamos por ir a La escalera de Jacob, un pequeño café teatro en el que, por 5 € por persona, disfrutamos de un divertido teatro infantil, "Las aventuras del Oso Ritmoso", que concluimos con un chocolate en la plaza de Jacinto Benavente y un paseo por el barrio de las letras de Madrid. El presupuesto nos dio para todo eso y los niños se lo pasaron pipa. Y a fecha de hoy, la Princesa aún tararea la canción principal de la obra y quiere volver. Para nada son comparables los dos espectáculos, pero no por ello el más modesto tiene que ser peor.
Así que mamis/tías/abuelas os recomiendo mucho este tipo de espectáculos y, por supuesto, mientras esté en cartel la obra de "Las Aventuras de un Oso Ritmoso", no dudéis en ir.  Por cierto, la sala es minúscula. Os recomiendo sacar las entradas con antelación: Nosotros lo hicimos en Atrapalo.com

Os dejo un resumen de la obra para ir abriendo boca:


¡¡¡Feliz martes!!!

lunes, 7 de enero de 2013

Hoy es el día mundial del cubicaje



¡¡¡Adiós Navidad!! ¡¡¡Hola rutina!!! Pues si, hoy poco a poco las cosas vuelven a la normalidad. Espero que a la hora de comer no quede nada navideño en casa, excepto los trasnochados polvorones de la Princesa. Pero lo peor va a ser la tarde. ¡¡¡Toca cubicaje!!! Porque, para quien no se haya enterado, hoy es el día mundial del Cubicaje. ¿Qué hacemos con tantísimas cosas que han traído los Reyes? Y mira que una es previsora y durante los últimos meses hemos ido haciendo hueco. Pero nada, nunca es suficiente. Y entonces es el momento de acordarte de la abuela que no hizo caso a las recomendaciones y pidió una enorme cocinita o de la tía que ha pedido el tractor más grande del mundo mundial. También es el momento en el que descubres que aquel cochecito para las muñecas parecía más pequeño en el catálogo y que los fabricantes de puzzles no saben lo que mide de ancho una balda convencional. Porque lo peor son aquellos juguetes imposibles de cubicar. Esos que no son desmontables y de altura no caben en ninguna estantería o que si caben ya no hay sitio para más. Buff, que desesperación. Y tratas de colocar mientras tu enano quiere jugar justo con el que juguete al que ya has encontrado ubicación. Y cuando ya lo tienes todo y parece que los nuevos inquilinos llevan allí toda la vida, llega el regalo de tu tía, a la que no viste en día de Reyes, y te descabala nuevamente el orden. Pero bueno, como siempre, que todo sea por ellos.  ¡¡¡Y menos mal que hoy es fiesta!!!

¡¡¡Feliz semana!!!

sábado, 5 de enero de 2013

La Receta: Galletas de naranja




En más de una ocasión os he hablado del Ángel de la Guarda que tiene la Princesa, sobre todo en lo que a ocio se refiere. Se trata de mi amiga Mónica Grande. Siempre que Mónica puede se descuelga con un pase para la peli de turno, unas entradas para Faunia o para el PaRque de Atracciones, cuando no le trae una mochila chulísima, un collar de colores precioso o un Papa Noel andarín. Y siempre lo envuelve de una manera especial, literal y metafóricamente hablando. Y por ello,  todo lo que venga de mano de Mónica Grande para la Princesa es grandioso.
¿Y cómo agradecer tanto? Creo que no hay nada en el mundo que compense los mágicos momentos que vive la Princesa gracias a Mónica Grande. Así que me acordé de las sabias palabras de mi musa Lucía (www.baballa.com) de que los regalos currados como que son más regalos y le hice unas riquísimas galletas de naranja que Lucía  publicó en su día en sus divertidos Sweet Friday, y que a su vez le proporcionó Silvia de Mi dulce tentación (por citar fuentes, que no sea).
Así que la Princesa y yo nos pusimos manos a la obra nuestro primer día de vacaciones, las empaquetamos en una caja de Navidad y el 24 de diciembre nos despertábamos con un mensaje de Mónica Grande en que nos decía que había desayunado como una reina. Y como compartir es vivir, con permiso de Silvia y Lucía, os dejo la receta:

INGREDIENTES

- 150 grms de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 grms de azúcar.
- Una pizca de sal.
- Una pizca de nuez moscada.
- Ralladura de 1 naranja.
- 2 yemas de huevo.
- 250 grms de harina.
- Azúcar para el rebozado.
 
PREPARACIÓN
 
Lo primero que hay que hacer es mezclar la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una masa homogénea para después agregarle la ralladura de la naranja, la sal, la nuez moscada y una yema de huevo. Una vez bien mezclado todo hay que añadir la harina tamizada. Después hay que hacer un rollo con la masa, de unos 4-5 cm de diámetro, y envolverlo en papel film. El rulo tiene que estar en la nevera un mínimo de 2 horas. Después precalentar el horno a 200º y con la otra yema batida, untar el rollo y pasarlo por azúcar. Hecho esto hay que cortar el rollo, como si se tratara de embutido, en ruedas, de no más de medio centímetro, y volver a rebozar los bordes con azúcar.  Se colocan separadas en la placa de horno sobre papel vegetal y se hornean 15 minutos. Una vez fuera del horno se dejan 5 minutos en la placa y luego en la rejilla del horno para que se enfríen por completo.
 
¿Os animáis para dejarles unas cuantas a los Reyes Magos??

¡¡¡FELIZ DÍA DE REYES!!!

viernes, 4 de enero de 2013

Secreto de estado


Para entender la entrada de hoy hay que saber leer entre líneas. Más que nada porque ya muchos saben leer y aunque habitualmente no tienen acceso a estas escrituras, puede ser que a Mi Otro Yo se le escape la vigilancia. Y ya se sabe, la curiosidad mató al gato.
Hay secretos de estado que jamás tendrían que revelarse. Y me refiero, sin duda, al más mágico de la infancia. Pero como dice Mi Otro Yo, ¿qué hacemos? La Princesa de las Princesas se hace mayor y como mayor que es va descubriendo su mundo, dejando en el camino un poco de infancia y de inocencia. Y bien sabe Dios que no ha sido cosa de Mi Otro Yo y del Doctor Anónimo. Las compañías y ella, que es muy lista y ya no se la dan con queso, han hecho que este año esté más que con la mosca detrás de la oreja. Ella no dice nada, pero se le nota a la legua que pasa de los orientales. Y me encantaría inventar un cuento y que se propague por todo el mundo cuya moraleja sea que si te enteras y lo cuentas te caen 5 años de maldición y no recibes ni el mineral negro tan temido por los malos.
Ay que penita que nuestros bebés crecen...

¡¡¡Feliz viernes!!

jueves, 3 de enero de 2013

Calidad no es igual a cantidad


Lo de las comidas en Navidad es algo todavía incomprensible para cualquier mente humana. Por lo menos en lo que a mi entorno se refiere. Yo entiendo que estemos de celebración y que por ello preparemos platos que habitualmente no comemos como cordero asado, cochinillo, pavo, capón, centollo, nécoras, almejas... Pero la pregunta es, ¿por qué tenemos que comer todo? ¿No podemos escoger? Pues parece ser que no. ¡¡¡Cómo nos gusta comer!!! Tanto en las cenas como en las comidas señaladas la cantidad y calidad de lo que nos metemos para dentro es inimaginable. Unas entradas deliciosas, un marisco excepcional, un embutido de primera, que si un consomé que entra solo, un primer plato exquisito y un segundo que tampoco hay que quitarle ojo. Y para rematar un heladito de postre , porque es bajativo. Buff, ¡¡¡que hartura de comer!!! Y que no parezca una crítica a mi Santa Madre y Suegra y a Mi Otro Yo (anfitrionas de los lugares donde pasamos las fiestas)  porque yo soy la primera que animo a poner más y más. Y así estamos esta semana, con el pavo aún en el cogote y el cordero en un costado.
Y luego está el tema de los dulces navideños. Menos mal que de eso paso porque no me gustan . Y gracias a Dios porque ¿habéis visto algo más calórico que una tableta de turrón de jijona? Rezuma calorías desde el mismísimo momento en que la abres, ¡¡¡qué barbaridad!!! Y mira que yo soy de las que después de comer siempre me apetece algo dulce. Pero os puedo asegurar que después de los festines que nos metemos entre pecho y espalda en estas fechas no hay nada menos apetecible que un trozo de turrón y mucho menos de mantecado. Y claro, luego pasa lo que pasa. Que la bandeja de los turrones va de la cocina al comedor y vuelta para atrás hasta que son sustituídos por las torrijas. Yo por eso no compro nada. Pero cuando digo nada es nada. Así que la Princesa va mendigando polvorones por casa de las abuelas
 y de su Tita (o lo que es lo mismo, Mi Otro Yo). Los ha descubierto este año y parece ser que le gustan, y mucho. De su última excursión se ha traído media docena de polvorones, ¿qué os apostáis a que entra febrero y aún queda alguno? ¡Seguro! No hay nada más tradicional que el dulce navideño trasnochado.

¡¡Feliz jueves!!
 
Source turrones: Uploaded by user via Marta on Pinterest

miércoles, 2 de enero de 2013

Acabar con la procrastinación: mi propósito para este año

¡¡Feliz 2013!! Tal como hiciera este mismo día del año pasado, hoy voy a compartir mi propósito para esta año. Si entonces me propuse sonreír más, este año he decidido poner fin al clásico ya lo haré mañana. Porque en realidad lo que quiero es que me de la vida. Estoy cansada de repetir, una y otra vez, "no me da la vida". Porque si ya el día a día es complicado, yo lo hago aún más dejando todo para el final. Sin ir más lejos hoy mismo, 2 de enero, voy a escribir la carta a los Reyes Magos para gran parte de mi familia. Así que hoy será un tarde intensiva después de salir del trabajo. En este caso ha sido fuerza de causa mayor, pero no se volverá a repetir. ¡¡Y espero que me cunda!! Y organizándome y no dejando para mañana lo que pueda hacer hoy, creo que tendré ese ansiado tiempo que con tanta fe he pedido a los Reyes. Y así podré dedicar más tiempo a "Corriendo sin zapatillas". Por cierto, quiero agradecer a todas las personas que dedican un ratito de su día a leer el blog y muy especialmente a aquellas que dijeron cosas tan bonitas de él en su felicitación.  
¡Ah! Y otro propósito es el de quitarme los choporrocientos kilos que me sobran y los que he cogido estas fiestas. Pero eso no tiene importancia que lo mencione. Es como si todos los días anunciásemos como algo extraordinario que ha salido el sol. ¡¡¡Señor, qué cruz!!!!

¡¡¡¡Feliz semana y feliz año!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...