lunes, 10 de diciembre de 2012

De mi depende

Después de casi una semana de silencio, vuelvo. Y he estado desaparecida porque mi estado de ánimo no era el más deseable. Y para leer penurias y desánimos ya están los periódicos. La triste realidad que estamos viviendo en general, no particularizo, ha podido conmigo. Tengo la sensación de estar viviendo una historia que no es la mía. Acostumbrada a la rutina, al tran tran, todo esto me supera. O mejor dicho, me superaba. Porque gracias a mi entorno he llegado a la conclusión de que de mi depende que el mundo sea mucho peor de lo que es o que me ponga las gafas de ver bonito y luche para que sea mejor.
No he pasado la mejor semana de mi vida  y, sin duda, tampoco la peor. Pero ha sido mala. El desánimo, la desesperación, la impotencia, la rabia ha sacado lo peor de mi. Pero he descubierto que, gracias a Dios, estoy rodeada de gente extraordinaria que sabe como hacer que vuelva a ser yo. El Santo, Mi Santa Madre, Mi Otro Yo, mi jefa (la que ocupa el puesto por lo que vale), mis amigas del parque, las Niñas, mis seguidores de este blog... todos, cada uno en su medida, han conseguido que una vez más me levante de este tropiezo y siga caminando, con las gafas de ver bonito, disfrutando del paisaje.
Y mañana más. Volveremos a la rutina de las perlas e historias de la Princesa, mi locuras navideñas y alguna que otra receta.  Gracias a todos.

¡¡Feliz semana!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...