miércoles, 31 de octubre de 2012

Ante todo respeto

Desde hace tres años trabajo en el Grupo Intereconomía. Cuando lo digo nunca encuentro indiferencia. Unos me dicen que bien, otros que horror y los más discretos se mantienen en silencio pero arrugan el morro. La verdad es que estoy acostumbrada. Así que a mi plin. Pese a que a muchos les cueste creerlo, a la hora de entrar nadie me preguntó ni mis creencias religiosas, ni mi ideología política, ni mi condición sexual. Solo me juzgaron por mi trayectoria profesional. Pero, si que es verdad, que me acerco bastante a los idearios del grupo: creo en Dios, en la familia, soy conservadora y soy (o era) afín a las ideas del Partido Popular. Y no me avergüenza decirlo. Pero si algo soy, por encima de todo es tolerante. Tengo amigos de izquierdas, muy izquierdas, ateos, agnósticos, homosexuales... y aunque no comparto con ellos su visión de la vida por lo menos la respeto. Y digo todo esto porque en el último mes he estado muy de cerca del teléfono del espectador de la cadena y, de verdad, no os podéis imaginar las burradas que he oído. Del orden de que todos lo que trabajamos allí somos unos hijo de... hasta que ojala nos muramos todos. Los de las barbaridades suelen dejar un mensaje en el contestador. Luego hay otros que llaman un día y otro y otro para decir que la programación da asco, que no hay quien vea esa televisión y que les sacamos de quicio. Y digo yo, ¿por qué nos ven? Yo, por ejemplo, jamás compré un periódico Público y no creo que vea un debate de Al Rojo Vivo de la Sexta. Más que nada porque no me gusta. Y si lo veo, desde luego no voy a gastar ni un minuto de mi tiempo en llamar al conductor del programa para ponerle a caer de un burro. Porque aunque no comparta lo que dice si respeto su trabajo. Y en esas estamos, inculcando a la Princesa el respeto por los demás aúnque no sean o piensen como ella.
¡Ah , por cierto! Son también muchas las llamadas y mensajes los que nos llegan agradeciendo la tele que hacemos, reconociendo nuestro trabajo y felicitándonos. ¡¡¡No todo iba a ser malo!!!

Feliz "miernes"

2 comentarios:

  1. Respeto...hay mucha gente que tendría que buscar esa palabra en el diccionario...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que muchos son demócratas si piensas como ellos. Si no........ pues eso, ya eres un facha y hay poco menos que exterminarte. Es la famosa Ley del Embudo Democrático.

      Raúl Rubio

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...