viernes, 21 de septiembre de 2012

Lo que era y en lo que he quedado...

Si algo tengo, además de kilos, es memoria. Soy capaz de reconocer una cara por la calle (como la de Albert Rivera de Ciudadanos que ayer me lo crucé y le reconocí y eso que este chico ni me va ni me viene), como los nombres, los datos y, por supuesto, las efemérides. Me acuerdo, por ejemplo, del día que hice la entrevista para el trabajo que hoy desempeño, como iba vestida la que hoy es mi jefa y el día que me incorporé. No pasa un día de Santa Mónica, Virgen del Carmen, San Luis, San Alberto... que no felicite a los allegados y, claro está, me pasa lo mismo con los cumpleaños. Pero esta semana estoy que no estoy. En el trabajo estoy hasta arriba. Y no por volumen, porque ha habido veces que he tenido muchísmo más y he podido con ello, sino porque todo cuesta una barbaridad. Y si al desgaste físico y mental se une la faceta de madre multitarea, mi agotamiento es tal que se me olvidan los cumpleaños, santos y los recados importantes. Así que hoy tengo el firme propósito de llamar a mi tía, que su cumple fue el sábado y aún no la he llamado, hablar con una amiga que se casa mañana en la intimidad y tengo ganas de mandarle un achuchón y de comprar un disfraz de Power Ranger Musculoso Rojo, que me comprometí a comprar el viernes pasado para un cumple de un amiguito de la Princesa y aún no lo he hecho. 
¡¡Por fin es viernes!! ¡¡Disfrutad del día!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...