viernes, 10 de agosto de 2012

Ponte las zapatillas


Si hay una frase que estoy repitiendo hasta la saciedad estas vacaciones es esta. Y eso que la Princesa está sola. La semana que viene, que ya estarán mis sobrinos,  tendré que repetirlo por triplicado y, encima, me tropezaré con tres pares de zapatillas, a falta de uno. Y no me puedo quejar porque cuando yo tenía su edad era exactamente igual. Y cuando repito una y otra vez aquello de "ponte las zapatillas" es como si fuera mi madre la que lo estuviera diciendo y no yo. Y cuando lo hago me invade una sensación francamente agradable porque me doy cuenta de que, verdaderamente soy madre.
No me gusta que vaya descalza porque va mojada y pasa por la cocina. Además, va corriendo de un lado al otro y se puede hacer daño en un pie. Y ayer fue lo que le pasó. Iba descalza y pisó a una avispa. A Dios gracias fue una picadura pequeña. No le clavó mucho el aguijón, pero lo justo para ponerse las zapatillas durante unos días sin tener que recordárselo. Y el incidente/accidente dio lugar a pronunciar otras de las míticas frases de mi madre: " ¿ves que mamá nunca te engaña y si te dice que te puedes hacer daño es verdad?" Sin lugar a dudas, soy madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...