martes, 10 de julio de 2012

Tatuaje



Llamadme antigua si queréis. Pero soy de las que no le veo la gracia a los tatuajes. Hay algunos que son realmente bonitos y otros que, sin son pequeños y están en un lugar discreto, me gustan. Pero esos que son inmensos que cubren, por ejemplo, el antebrazo o el gemelo me espantan. La idea de esta entrada me la dio ayer una chica en el metro. Tenía un tatuaje muy colorido que ocupaba desde el biceps hasta la muñeca. El dibujo era una sirena con el torso desnudo enseñando los pechos, y no precisamente pequeños. ¡¡Menudo estrés!! Más que nada porque si las mujeres estamos en una continua lucha con la gravedad y la edad para mantener el pecho lo más firme posible, ¡¡imaginad si tenéis cuatro pechos!!! Porque la chica no debía tener más de 25 años pero cuando alcance los 65, ¿cómo tendrá los brazos? ¿la sirena seguirá tan lozana? A la pobre me la imagino lánguida con los pechos arrugados y caídos. Lo mismo la portadora podrá hacerse un retoquito en el pecho pero, ¿podrá hacer algo con el de la sirena?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...