lunes, 25 de junio de 2012

INiños


Nos guste o no nuestros hijos son nativamente tecnológicos. Y a mi me gusta. Creo que un niño de 5 años sabe perfectamente lo que es un teclado o un ratón. Y si dominan los ordenadores, con los smartphones tampoco se quedan cortos. En particular, la Princesa maneja mi IPhone con una soltura que asusta. En cierta ocasión, charlando con Bernardo Hernández, Director de Productos Emergentes de Google, me aseguró que muchos niños aprendían antes a engrandecer una imagen en un dispositivo táctil (tipo IPhone o IPad)  que a caminar. Me pareció asombroso, pero efectivamente es real.  Pero la ocurrencia de la Princesa este fin de semana ha superado todo. Se disponía ella a hacer su pis de primera hora de la mañana cuando se fue la luz de toda la urbanización. Lejos de llorar o asustarse al ver la luz apagada se limitó a decir ¡¡Mami, se le ha acabado la batería al cuarto de baño!! ¿Tendrá algo que ver la IPhonedependecia que sufro? ¿Se estará contagiando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...