sábado, 30 de junio de 2012

La Receta: Matrimonio


Hoy hace cinco años que me casé con el Santo. Fue un día muy bonito, emotivo, especial... Así que, para celebrarlo, hoy traigo una receta muy antigua. No tengo cantidades exactas porque la aprendí sobre la marcha y, sobre todo, fijándome en como la hacían mis abuelos. A pesar de no tener medidas, si la hacéis al pie de la letra y le dais vuestro toque personal estoy segura de que conseguiréis el mejor manjar que probaréis en la vida. Espero acordarme de todos los ingredientes:

INGREDIENTES:

Mucho amor
Otro tanto de amistad
Un puñado de respeto
Una medida de admiración
Otra más de sentido del humor
Una pizca de paciencia
Otra pizca de picante
y unas lágrimas de felicidad

PREPARACIÓN:

Se cogen todos los ingredientes, se meten en un hogar y se cuidan día a día.

¡¡¡Feliz fin de semana!!
(Para mí, desde luego, muy feliz)

viernes, 29 de junio de 2012

Artilugios piscineros

La Princesa ya sabe nadar. No es que sea Esther Williams pero sé que si se cae a la piscina sabe salir. Al más puro estilo perro, pero saldría. La hazaña ha sido fruto de dos años intensos de clases de natación. Y digo intensos porque durante un año fuimos los sábados (y digo fuimos porque al principio fue a matronatación  y yo también me metía) y este curso ha ido los viernes a pre-escuela y ya se ha metido sola. Ahora bien, si no hubiera aprendido ¡¡¡qué cantidad de artilugios piscineros que ofrece el mercado!!! ¡¡¡Cómo para ahogarse!!!
Sin ir más lejos, la Princesa en su corta pero intensa vida piscinera ha tenido de tres clases. El primer año Mi Otro Yo le regaló un sofisticado flotador antivuelco que hizo que la Princesa estuviera en remojo más que los garbanzos previos a un cocido. Se trataba del flotador Swintrainer (25 €), que según reza en sus instrucciones estimula los movimientos innatos de los bebés para desenvolverse en el agua ya que les permite adaptar la postura nadatoria correcta y avanzar por sí solos. Sea como fuere a mi me resultó muy práctico y, sobre todo seguro. 


Al año siguiente empezamos a combinar el superflotador con los tradicionales manguitos (8 €):





Y el año pasado y este hemos optado por un cinturón de varios corchos (8.95 €)  que se pueden ir quitando según la destreza del niño. La Princesa solo lleva 2, pero perfectamente podía ir con uno.


Que yo recuerde solo tuve 3 flotadores. Uno tradicional, de los que tenían una cabeza, que era un dálmata; unos manguitos con una cruz roja a modo de personal sanitario y una burbuja rosa. Y como yo prácticamente todos los niños. Sin embargo, ahora no hay dos niños que vayan iguales. Hasta en esto hay modas:




Por cierto, lo que nos hemos gastado en las clases de natación ha sido el dinero mejor invertido. En definitiva le hemos conseguido un seguro de vida a la Princesa.

jueves, 28 de junio de 2012

Orgullo español



No podía ser menos... España, de nuevo, en una final deportiva. La prima de riesgo que disgustos nos da pero los otros, los que parecen los primos de Zumosol, esos no hacen más que alegrarnos las semanas. Primero Nadal, luego Alonso y ahora La Roja. Y lo que más me gusta es que nos han hecho querer a nuestra bandera, santo y seña de nuestra querida, por lo menos para mi, España. En estos días atrás he disfrutado viendo como cientos de españoles sacaban la bandera a la calle: en las ventanas, en los coches, en sus muñecas y hasta en la cara los días de partido. Ya se han quedado atrás los días en los que, por llevar una bandera, te tachaban de facha y te podías meter en un lío. Sin llegar al extremo de los americanos, parece que por fin hemos dado a los colores el valor que les corresponden. ¡Qué bonita imagen la de Alonso emocionado mientras sonaba el himno de España e izaban la bandera! Ahora queda que ellos, los que defienden el orgullo español, lloran por sus colores y ganan por y para España, echen una manita y que tributen aquí, si es que no lo hacen como dicen las malas lenguas. ¡¡A por la final!! ¡¡No hay 2 sin 3!!!

miércoles, 27 de junio de 2012

Hoy empiezan mis vacaciones


Hoy empiezan las vacaciones de la Princesa y, por lo tanto, de alguna manera empiezan las mías. No es que tenga el privilegio de tener tantos días libres como ella, sino que quitarme la losa de ir siempre contrarreloj para mí es sinónimo de vacaciones. Hace años tuve una compañera que decía que sus vacaciones comenzaban cuando empezaba la jornada intensiva. Claro, no era madre. La sensación de llegar siempre tarde, con las cosas sin terminar y siendo el reloj tu mayor enemigo solo se siente cuando una es madre. No es posible que suene el despertador a las 6.30, te levantes como un Sputnik, te pongas a hacer cosas como el conejito de Duracell y cuando miras de nuevo el reloj son las 8. Y entonces te preguntas, ¿qué ha pasado con esa hora y media? ¿Me la habré comido por error junto a la tostada? ¿Se habrá colado por el desagüe? ¿La habré metido en la mochila de la Princesa? Sin tiempo para buscar una explicación comienzas con la tarea más complicada del día, despertar a la Princesa: venga... vamos... que hace un día estupendo... que vamos a llegar tarde... Y mientras le dices la letanía y rendida le das una tregua,  para así aprovechar y ponerte los pendientes, alguien te roba 15 minutos. Y entonces el venga... Se convierte en ¡¡¡VENGA!!! Y tú te vas quedando sin potencia cual coche de formula 1 tras agotar el kers. Ya se levanta. Luchas con ella para que desayune, se vista y se lave los dientes. Y luego la odisea de peinarla... Vamos, que llegas a la oficina muerta en la bañera, como dice mi compañera Lucía. Y eso que solo tengo a una. Ni me imagino a mi Jefa Pero Sin Embargo Amiga con sus cuatro angelitos. Por eso hoy empiezan mis vacaciones. Ah por eso y porque, además, estos días cuento con la inestimable ayuda de los abuelos, maternos y paternos, ¡¡qué haríamos sin ellos!!

martes, 26 de junio de 2012

Estética y mal gusto

Mi Otro Yo siempre dice que en la playa se puede perder la ética pero nunca la estética. La máxima, efectivamente, no puede ser más acertada porque, madre mía del amor hermoso, lo que tienes que ver a veces. Eso si que daña la vista y no las boyas de aprovechamiento de energía del mar, colocadas a 10 km de la costa. Pero si la playa es un catalogo variopinto de modelos, el metro (ay el metro, que juego me está dando) no lo es menos.
¡¡Que barbaridad! Que diferentes, gracias a Dios, somos unos de otros. Ayer, sin ir mas lejos, iba a mi lado una chica que se autodenominaba gótica, gótica? Gótica la catedral de Burgos . Ella no era más que una choni entrada en carnes disfrazada de morcilla de Burgos, como la catedral.
Yo en modas no me meto, que para gustos colores. Pero una tiene que saber sus limitaciones y no tratar de llevar un vestido de lycra súper ajustado si te sobran unos kilillos o ponerte unos shorts muy cortos si tus piernas son como alambres. Algunos me tacharán de frívola y me echarán en cara que cada uno se viste como quiere. Pero en determinados momentos ¡más vale perder la ética antes que la estética!

lunes, 25 de junio de 2012

INiños


Nos guste o no nuestros hijos son nativamente tecnológicos. Y a mi me gusta. Creo que un niño de 5 años sabe perfectamente lo que es un teclado o un ratón. Y si dominan los ordenadores, con los smartphones tampoco se quedan cortos. En particular, la Princesa maneja mi IPhone con una soltura que asusta. En cierta ocasión, charlando con Bernardo Hernández, Director de Productos Emergentes de Google, me aseguró que muchos niños aprendían antes a engrandecer una imagen en un dispositivo táctil (tipo IPhone o IPad)  que a caminar. Me pareció asombroso, pero efectivamente es real.  Pero la ocurrencia de la Princesa este fin de semana ha superado todo. Se disponía ella a hacer su pis de primera hora de la mañana cuando se fue la luz de toda la urbanización. Lejos de llorar o asustarse al ver la luz apagada se limitó a decir ¡¡Mami, se le ha acabado la batería al cuarto de baño!! ¿Tendrá algo que ver la IPhonedependecia que sufro? ¿Se estará contagiando?

sábado, 23 de junio de 2012

La Receta: Albóndigas Ikeales con salsa de Frambuesa

Esta noche Mi Otro Yo celebra su fiesta de cumple con sus amigos. El año pasado nos pilló con ganas e hicimos un menú de lo más variado huyendo de la clásica tortilla de patatas.  La paliza fue importante, pero mereció la pena. Este año no va a ser diferente. He de reconocer que, por la semana tan complicada que he tenido, me he apartado un poco de los preparativos. Pero después de comer pondré mi coco en modo “toca cocinar” y allí estaré con el mandil puesto para que todo salga como  Mi Otro Yo se merece. Así que la semana que viene vendré con recetas frescas.
Hoy os dejo una que el año pasado improvisamos casi a última hora y que gustó mucho: Albóndigas Ikeales con salsa de frambuesa. Nuestra receta fue un cúmulo de casualidades. Por un lado Mi Otro Yo había leído en Telva una receta de Albóndigas, sin más, con salsa de frambuesa. Por otro lado, el Santo había llevado a casa las albóndigas congeladas de Ikea y nos habían encantado. Su sabor nada tiene que ver con el de las que hago yo. Por eso me gustan. Porque son diferentes.   
Así que, apuradas de tiempo, decidimos huir de las albóndigas tradicionales y hacer la receta con las de Ikea y el plato resultó. Luego me enteré que en Ikea las albóndigas las sirven con su autoservicio, ya cocinadas, con una salsa de nata acompañada con salsa dulce de arándanos. Realmente se llaman Köttbullar y es un plato típico de la cocina tradicional sueca. Vamos, que sin saberlo hicimos un plato muy parecido. Ahí va la receta:

INGREDIENTES:

Albóndigas:

  • Una bolsa de albóndigas Köttbullar de Ikea (1 Kg)

Salsa de frambuesa
  • 1 cebolla 
  • 2 zanahorias 
  • 1 diente de ajo 
  • 1 tomate picado sin piel ni pepitas
  • 1 dl y 1/2 de vino blanco
  • 1/2 dl de salsa de soja 
  •  1/2 l de caldo de ave 
  •  200 g de mermelada de frambuesa

PREPARACIÓN:

Albóndigas:
Las preparamos como indican en la bolsa.

Salsa de frambuesa:
Pelar  la cebolla y la zanahoria. Trocearlas. Rehogarlo con un poco de aceite y una pizca de sal. Añadir el ajo pelado y picado y rehogarlo unos minutos. Agregar el tomate y cocerlo hasta que se evapore el agua. Desglasarlo con el vino y cocerlo hasta que se reduzca a la mitad. Incorporar la salsa de soja y el caldo y cocerlo 20 minutos más, hasta obtener una salsa espesa. Añadir la mermelada.

Nosotras las servimos en una fuente con la salsa en un cuenco. La idea era coger la albóndiga, mojarla en la salsa y ¡¡a comer!!

¡¡¡Feliz primer fin de semana del verano!!!

viernes, 22 de junio de 2012

Hasta luego

Ayer emprendendieron nuevos caminos tres de mis compañeras del departamento. Fue un día triste e intenso.  Pero como trato de seguir  con las gafas de ver bonito, aunque a veces es francamente complicado, pensaré en todo lo bueno que me han aportado a lo largo de estos tres años de intensa convivencia y de lo que me seguirán aportando fuera del ámbito laboral. Estoy segura. Desde el minuto 1 de mi andadura en esta empresa tuve la mano tendida de las 3 y en menos de 5 minutos me sentí absolutamente integrada. Y que importante es eso. Ellas se van pero me quedo con la ternura e inocencia de Leti, el inmenso apoyo y optimismo de Marta y la eterna sonrisa de Marisol. Con ellas he aprendido que el trabajo y la amistad no están reñidos. No soy quien para dar consejos y, desde luego, no es esta la intención de este blog.  Pero hoy me vais a permitir uno: disfrutad y  valorad a vuestros compañeros. Al fin y al cabo son parte fundamental de vuestra vida.

martes, 19 de junio de 2012

40 años


 

Hoy es mi cumpleaños. Cumplo 40. Aunque hay muchas mujeres que nunca revelan su edad, yo me siento orgullosa de ellos. Hay mucha gente que no los ha llegado a cumplir. Pero yo, gracias a Dios, si. Dicen que la mujer alcanza su plenitud a esta edad y no tengo por qué cuestionarlo. Yo si puedo decir que la he alcanzado. Tengo una familia que me quiere, un marido al que adoro y me adora, una hija sana y maravillosa, un trabajo que me llena, cantidad de amigos a los que importo y un blog que me entretiene muchísimo. Podría querer mucho más como un cuerpo escultural, una cuenta corriente más nutrida o una casa con 4 habitaciones. Pero eso son detalles frente a todo lo que tengo porque, afortunadamente, he conseguido lo que el dinero no puede comprar y por tanto a veces es difícil de conseguir. El resto ya vendrá cuando, por fin de una vez por todas, me toque el euromillón.
Me espera un día de celebraciones: primero con mis compis de trabajo; luego,  como no podía ser menos, con mis padres, sobrinos y Mi Otro Yo (que también cumple 40) y finalmente con el Santo. Y de alguna manera he querido celebrarlo o compartir la alegría de mi cumple con vosotros. Gracias por leerme cada día!!!!  No puedo recibir mejor regalo.

lunes, 18 de junio de 2012

Tipo de padres

Source: via Maggie on Pinterest

Aunque fue el sábado pasado cuando se abrió oficialmente la piscina de casa, no ha sido hasta este domingo cuando realmente hemos inaugurado las jornadas piscineras completas. Vamos que pasamos todo el día en remojo.  Y como en casa, de 4 años para aquí , ha habido un baby boom de aquí no te menees, pues la piscina/charco de la urbanización se parece cada vez más a las piscinas de China, en las que no cabe ni un alfiler. Pero bueno, para darse un chapuzón la piscina/charco aún es válida. Y hoy me viene al pelo la clasificación de padres que creo que leí en Baballa, pero que yo he adoptado y contado tantas veces.

Padres muy listos: Dícese de aquellos progenitores que bajan a la piscina con sillas o hamacas, toallas y cremas. Se ponen donde les da la gana y sus niños campan a sus anchas por toda la piscina.


Padres listos:  Dícese de aquellos progenitores que bajan a la piscina con las sillas o hamacas,  toallas, crema, juguetes para los niños, manguitos y se ponen al sol o a la sombra, dependiendo de si se quieren tostar o no. Creen que los niños se distraen solos y no hay peligro de que se ahoguen porque nadan muy bien y  son muy responsables.

Padres tontos: Dícese de aquellos progenitores que bajan a la piscina con las toallas, crema, juguetes para los niños (los suyos y los ajenos), manguitos y se ponen al sol o a la sombra, dependiendo de donde estén los niños, para controlar que todo vaya bien. Sus conversaciones de adultos van salpicadas de frases como Mónica no salpiques, cuidado Miguel con el bordillo, Eloy si te acercas a la orilla ponte los manguitos, no os peleéis que hay más pelotas.... Vamos, que cuidan de sus hijos de los de los padres listos y de los muy listos por mucho que les jorobe. Al fin y al cabo son niños y ellos nos tienen la culpa de que sus padres tengan tanto rostro

(Por cierto, tengo que mirar que pasa en el trastero. A mi bañador todoterreno, que me sentaba bien estuviese como estuviese y que ha sido mi compañero de jornadas piscineras desde hace mil años, se le ha pasado la lycra. El resto ha encogido. Eso es cosa de una bacteria misteriosa. Estoy convencida)

sábado, 16 de junio de 2012

Webos Fritos y la Eurocopa



Menuda semanita llevamos de fútbol y, si Dios quiere, lo que nos queda. Todo gira en torno al fútbol. ¡¡Hasta la comida!! Hoy no os traigo una receta propia, sino un blog que me encanta y, como no podía ser menos, también se ha unido al carro del deporte rey con unas ideas fantásticas. El blog es Webos Fritos y lo que nos propone son Recetas para picar viendo la Eurocopa. Tiene una pinta...

¡¡Feliz fin de semana futbolero!!

viernes, 15 de junio de 2012

Fauna y flora en el metro


Tras un par de semanas usando el metro ya me voy acostumbrando, que no encantando. He logrado convertir los despertares de la Princesa en juegos, lo que me permite levantarla un poco antes, ir al cole andando y, encima, llegar las primeras, antes incluso de que abran la puerta. Así que llego al metro más sosegada y el eterno viaje no me espanta tanto. He cambiado la bolsa del tupper y la acoplo mucho mejor y he pasado de escuchar mi música a escuchar la de la choni poligonera de al lado. Así enriquezco mi cultura musical. También he empezado a apreciar la fauna suburbana, como si de un documental de la 2 se tratase. Por un lado tenemos a las avestruces, aquellas que al ver entrar a una embarazada en el vagón esconden la cabeza entre las páginas del libro o periódico, en el mejor de los casos, o se miran fijamente a la bragueta, en el peor de ellos,  para no tener que ceder su asiento. Por otro lado tenemos a las mofetas, cuyo olor embriaga el tren desde el momento que abren las puertas. He llegado a la conclusión de que debe ser un mal congénito. No es normal que desde bien temprano se desprenda ese hedor. El cerdo ibérico también es otra de las especies. Alguno he visto cortándose las uñas con un cortauñas. Es de agradecer que solo fueran las de las manos. La loba también abunda pese a ser un animal que suele practicar la noche y no la mañana. Se me olvidaba citar a las hienas, ¡¡¡que risotadas!!! Sin ánimo de ofender a nadie cito al elefante, que utiliza asiento y medio en lugar de uno, o a la hipopotama, cuya barrigota confunde al educado (especie en extinción) por no saber si es fruto del amor o de varias comilonas regadas con cerveza. También está el águila real capaz de apresar a cualquiera con las uñas que sobresalen de sus sandalias, la serpiente que se mueve con gran sigilo y rapidez para coger el asiento libre o el ñu que entra en estampida para que nadie le quite el sitio. De crías tampoco anda mal el metro. Cito por ejemplo a la del pavo, con el moquillo colgando,  la del canguro con su bolsa a cuestas arreando a diestro y siniestro o el del lirón, durmiendo como puede un ratito más en las piernas de su madre. Pero sigo pensando que es mucho más entretenido y cómodo ir en coche y los animales ir a verlos a Faunia.

¡¡¡Ánimo que ya estamos a viernes!!!

jueves, 14 de junio de 2012

El manual de la Eurocopa



Hoy toca volver a sufrir. Anda que no tenemos ya encima como para encima complicarnos la vida con el fútbol. Pero bueno, si ganan eso que nos llevamos. Mi compi Marisol nos ha enviado las recomendaciones que le ha hecho su marido. Ahí van:

Queridas chicas... Unas advertencias para el próximo mes de junio:

 1.La Eurocopa inapelablemente va a tomar posesión de nuestro ser y de nuestras agendas. No es que os hayamos dejado de querer, simplemente nos apasiona el fútbol. No os lo toméis a mal, es INEVITABLE, es un tema genético. Si quieres marcarlo en tu agenda, los primeros partidos de España son el 10/06 a las 18:00, el 14/06 a las 20:45 y el 18/06 a las 20:45. Luego hay octavos, cuartos, semis, tercer y cuarto puesto (sí, también es importante) y final.

2. Se os aconseja leer la sección deportiva de la prensa diaria y ver los resúmenes para que tengamos tema de conversación; si no lo hacéis, que no os extrañe que no hablemos durante ese mes.

3. Durante el mes entero la tele es nuestra, a todas horas, sin excepción. El mando ni mirarlo.

4. Si tenéis que pasar frente a la tele durante un partido, podéis hacerlo, siempre que sea gateando, preferiblemente con una cerveza y un plato de patatas, y sin distraer o hacer ruido.

5. Durante los partidos soy sordo y ciego. No esperes que te atienda, escuche, mire, abra la puerta, conteste el teléfono, vea si el niño se ha caído, salude a tu madre, haga la compra, apague el incendio de la cocina, etc. No estoy, luego no existo.

6. La nevera deberá estar llena de cervezas frías. Si vienen unos amigos a compartir unas horitas de fútbol deberéis estar contentas por su visita y no mirarles con cara de odio irracional.

7. Si me ves molesto porque España va perdiendo no me digas "no es para tanto," ni tampoco "seguro que ganan." Sólo harás que me cabree más. Si vas  a corear un gol, asegúrate primero de que ha sido España la que ha marcado. Nuestros chicos suelen ir de rojo. En caso de duda, pregunta primero o analiza nuestra reacción: si saltamos gritando "gooooool" como posesos es buena señal, anímate a corear los nombres de nuestros jugadores. Llorente y Torres, suelen ser los que marcan goles, pero puedes documentarte en www.marca.com

8. Puedes sentarte a ver un partido conmigo, pero no se te ocurra comentar cuánto te gusta éste o aquél jugador. Los futbolistas no son "monos" o "guapos", son máquinas asexuadas de jugar a la pelota. Evita hacer cualquier comentario técnico si no entiendes. Ya te explicaré que es un fuera de juego en el intermedio o míralo en internet.

9. Las repeticiones de los goles son muy, muy importantes. No importa si ya los ví antes, o si me los sé de memoria, los quiero ver de nuevo, muchas, muchas, muchas veces. Es como cuando tú sales de compras y te pruebas un vestido o unos zapatos 50 veces.

10. Si un amigo nos invita a ver el fútbol, en el bar o en su casa, iremos sin dudarlo. No importa si nos llama un minuto antes de que empiece el partido. ¡Ah! y si no estás lista, no te espero, los partidos duran menos de dos horas y no hay margen de maniobra ¡¡¡¡ te quedas en casa !!!! Si te das mucha prisa a lo mejor llegas a la segunda parte. No es importante lo que te pongas, no te vamos a mirar.

11. Los resúmenes de los partidos, durante la noche son tan importantes como los mismos partidos; no se te ocurra decir: "pero si eso ya lo has visto, ¿por qué no cambias de canal?" ni "¿No te aburre ver todo el rato lo mismo?". ¡¡¡ No, no, no,. NOOOOOOOOOOO !!!

12. La cerveza siempre será lo primero en la lista de la compra. La cerveza sin alcohol no es cerveza.

13. Vestir en chándal o llevar la camiseta de la selección está bien visto en esta época del año. Quizá no cumpla con tus expectativas estéticas, pero la roja es intocable. Si casualmente se pierde o se estropea en la lavadora, compraré una nueva con el dinerillo que tenía reservado para tu regalo de cumpleaños.

14. El Barça, el Madrid, el Valencia o el Sevilla no juegan, aunque sí muchos de sus jugadores. Si vas a animar a un equipo que sea a España. No importa que hace dos meses me cagara en los muertos de éste o aquél jugador, ahora están en la selección y son los mejores. Mi fe en ellos es ciega. Si ganamos la Eurocopa, nuestro próximo hijo se llamará Vicente.

15. Ahórrate expresiones como: ¡"Menos mal que la Eurocopa es cada 4 años!" o ¡"Menos mal que sólo dura un mes". Estoy inmunizado a esas expresiones de mal gusto. Afortunadamente contamos con el Mundial, la Liga, la Champions, la Fórmula 1, las motos, el Tour, la Vuelta, Roland Garros, Wimbledon, el Mundial de Atletismo, las Olimpiadas de verano e invierno y los canales de deporte para rellenar ese gran vacío que deja la Eurocopa.

16. Tengo carta blanca para comentar lo buenas que están Sara Carbonero, Lara Álvarez, Irina Shayk y demás las novias/mujeres de los futbolistas.

miércoles, 13 de junio de 2012

Los peques y su lengua de trapo

La Princesa ha sido una niña tardía para casi todo menos hablar y comer. Por ejemplo tenía casi 18 meses cuando se decició a andar, para preocupación de su abuela (mi suegra) que veía que llevaba las arras en la boda del Padrino en carrito de bebé. Para el pañal también fue muy petarda y para el chupete igual. Eso si, para hablar fue, y es, una niña prodigio (baja Modesto, que ahora subo yo un ratito) De las primeras palabras que dijo estaba encos o enquitos para llamar a los gusanitos. Y de ahí a empezar a decir palabras con sentido fue rápido e, incluso, creemos recordar que no andaba cuando ya decía palabras con mucha claridad. Me da penita no acordarme de la época de la lengua de trapo pero fue tan corta... A bote pronto recuerdos los acatos para llamar a los zapatos o Malali (Magally) para llamar a la chica que la cuidó desde los 4 meses. Por eso ahora, cuando no llama las cosas por su nombre me cuesta corregirla. Todavía quiero que salga la niña que lleva dentro y que se vaya el repelente niño Vicente en el que se ha convertido. Siempre sonrío cuando me dice muy digna que se va a mi bitación (por habitación) que quiere merendar un quesito de la vaca que sonríe o que le eche xuverante para que el pelo le quede suave.  Hasta hace nada iba a ver a mis suegros a Valdeoro (Valdemoro) y su abuelo le llevaba a ver un sanaotra (astronauta).
Pero ya que no me puedo quedar con la lengua de trapo me quedaré con sus razonamientos. Después de rebatirme todos mis argumentos de por qué no podíamos tener una tortuga en casa me terminó convenciendo. Tendremos una tortuga en casa y cuando nos vayamos de vacaciones nos la cuidará Babá y Teté (sus abuelos-mis padres). ¿ Y por qué he sucumbido? Porque ella no quiere una tortuga verde como la de la tienda de animales. Ella la quiere rosa y hasta que no la encontremos no compraremos otra. Bendita inocencia...

martes, 12 de junio de 2012

El todólogo español

No lo entiendo. De los 47 millones de españoles estoy convencida de que al menos 7 millones son todólogos y aún así no levantamos cabeza. El todólogo es aquel que por ejemplo, sin haber pasado por una facultad de económicas ni por una escuela de fútbol sabe más que el propio De Guindos y Del Bosque, cada uno en lo suyo. Que osada es la gente para opinar sobre si es rescate o no es rescate, si la medida adoptada por Europa nos va a pasar factura o no, o si la bolsa subirá. Pero lo mejor es que ese premio Nobel de economía en potencia también sabe de fútbol. Y puso el grito en el cielo cuando vio la alineación del domingo y maldijo hasta 100 veces el nombre de Vicente del Bosque y el de su santa madre. Y lo triste es que la mayoría de los todólogos ni administran correctamente su dinero ni han tocado un balón en su vida... ¡¡Qué fácil es ver los toros desde la barrera!!!

lunes, 11 de junio de 2012

Orgullo de madre

Lo prometido es deuda. Aquí está mi gondolera. ¡¡Qué día más intenso!! Comenzamos la jornada a las 7.15 de la mañana absolutamente feliz porque era su festival.¡¡Ójala todos los días fueran festival!! Ni el peine daba tirones, ni nunca fue más fácil vestirse sola. Hasta fuimos andando al cole y llegamos las primeras. Todo marchaba hasta que a media mañana sonaba mi teléfono y en la pantalla ponía COLE. La Princesa estaba malita: descomposición. Me animaban a ir a buscarla sobre todo por un tema de higiene. Menos mal que la operativa se puso en marcha y en un minuto Mi Otro Yo ya iba camino del cole y mi santa (madre) ponía arroz a cocer. La Princesa pasó un rato en casa de los abuelos sin rastro caca y en vista de lo cual a las 3 de la tarde me pasaban a buscar por la ofi. A las 3.20 la Princesa hacía su entrada estelar en su clase para alegría de la Teacher y de su eterno pretendente Ismael. Y un rato después, triunfó. Y yo me emocioné. Y lo pienso y lloro. Porque nunca un grupo de gondoleros de 4 años, bailando cada uno a su aire, me pareció tan coordinado ni tan perfecto. La maternidad te da el super poder de engrandecer los logros de tus hijos. Disfruté tanto que ni una actuación de los mismísimos Hombres G me hubiera gustado más. Más tarde, con un grupo de mamis comentando la actuación estelar de los peques y los sacrificios que habíamos hecho por estar allí esa tarde, escuche un "total, para lo que había que ver"... No conozco mucho a esa mami, pero una tacita de All Bran por las mañanas no le vendría nada mal.

viernes, 8 de junio de 2012

Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas!!!


Si empiezo la entrada de hoy en modo "mamá de la Pantoja" os tengo que anunciar que la Princesa por fin vuelve a los escenarios, el sitio que más le puede gustar y donde se crece como artista y como persona. El reencuentro con su público será hoy en el cole a las 3.30 h. Si me pongo en modo "simplemente mamá" os diré que hoy tenemos el festival de fin de curso y estamos encantados.
Si el año pasado hicieron un recorrido por la música del mundo, este año toca un homenaje a los años 80. ¡¡¡Me encanta la idea!!! La clase de la Princesa, la de los tucanes,  va a cantar y bailar la canción de Hombre G "Venecia", las mariquitas "Walk Like an Egyptian" de Bangles, otra clase interprentará "Maquillaje" de Mecano... ¡¡¡Voy a estar en mi salsa!!! Lo que más gracia me hace es que la Princesa y amiguitos están alucinados porque los papis nos conocemos todas las canciones. Criaturillas... ¡¡¡Si ni siquiera ellos eran proyectos cuando estábamos dándolo todo con nuestras hombreras y los pelos cardados!!
Como no podía ser menos, los papis en esta ocasión también hemos tenido que trabajar. Esta vez ha tocado canotier de gondolero y maleta. No ha sido complicado pero he tenido que repetir el sobrero hasta tres veces. La primera porque no era mi día e hice una chapuza manifiesta. La segunda porque seguí el patrón al pie de la letra y, como la Princesa de cabecita no anda corta, le quedaba pequeño y la tercera es el refinitivo.
Os dejo las fotos de los trabajos manuales con la promesa de colgar la foto del resultado final.
¡¡Ánimo que ya es viernes!!

jueves, 7 de junio de 2012

¿Por qué me empeño en ser plebeya si yo nací para ser princesa?

Source: goo.gl via shelia on Pinterest

Mi empresa, entre otras medidas no menos drásticas pero absolutamente necesarias, ha eliminado la subvención del aparcamiento para los que deseábamos ir a trabajar en coche. Aprovechando la coyuntura, en un ataque de economía responsable, decidí prescindir del coche y volver a desplazarme en metro. En mi tendencia a ver todo con las gafas de ver bonito, consideré la opción no solo como una medida de ahorro sino como una oportunidad para leer, escuchar música, pensar temas para el blog... Total, son 22 paradas de metro (y un transbordo) o lo que es lo mismo, 50 minutos para mi. Busqué mi abono transportes, que por cierto parece que se lo he quitado a mi hermana pequeña porque es de mi etapa de la Universidad, me hice con un libro que me apetecía leer desde hace tiempo y me conciencié tanto los últimos días de coche que hasta la Princesa se levantó emocionada el viernes pensando que su mamá iba a ir a trabajar en metro.
Pues bien, después de 4 días de experiencia he de decir que estoy del metro hasta más arriba del moño.  Por lo que tardo (los 30 minutos de antes se han convertido en 45) debo levantar 15 minutos antes a la Princesa con lo que ello conlleva. A parte del bolso, que ya de por si pesa un quintal como buen bolso de madre, llevo la maletita del tupper (otro tema que me horripila) y entonces el acoplamiento en el asiento es complicado. Si sujeto bien el bolso y la maletita se me escurre el libro, si cojo el libro se me cae la maletita al suelo y me da mucho asco y por nada del mundo suelto el bolso... Lo de la música me he olvidado. Si no quiero escuchar como una buena señora le cuenta a su vecina el problema que tiene su prima la del pueblo (que no la de riesgo) debo poner el sonido de los cascos a un volumen que ni me gusta ni me parece adecuado, por aquello de no parecer una choni poligonera.   Encima en el metro no puedo hacer ese ritual de todas la mañanas de llamar a Mi Otro Yo para arreglar el mundo y contarnos nuestras alegrías y nuestras penas. Conclusión, que voy cuanto menos tensa, acalorada, que empiezo el día agotada y encima contrariada por no haber hecho terapia mañanera con Mi Otro Yo. Así que ayer me conciencié que por mucho que me empeñe en ser plebeya yo nací para ser princesa y así debo comportarme. ¡¡¡Qué se le va a hacer!! Al metro le daré otra oportunidad en los meses de julio y agosto pero en septiembre volveré a mi pelotilla roja con la esperanza de que no me deje tirada en la primera curva por esta traición veraniega.
¡¡Feliz jueves!! (Me voy al metro)

martes, 5 de junio de 2012

¿Cuándo llegamos?


Hace unos días escuché en la radio que se ha realizado una encuesta en la que se desprende que los niños españoles tardan 27 minutos de media en aburrirse en un viaje por carretera. Por lo visto se seleccionaron las respuestas de 3.000 entrevistadas, que realizaron con los niños viajes superiores a los 30 minutos de duración, sin que los pequeños tuvieran ningún entretenimiento, como un reproductor de DVD.
La verdad es que nunca he visto la utilidad de estos estudios. Pero ya que lo han hecho, he llegado a mi propia conclusión: hay un niño que tarda una hora en aburrirse porque lo que es la Princesa no tarda ni 5 minutos en preguntar, ¿ya hemos llegado?  Si conoce el destino lo suele hacer cuando ya estamos cerca. Pero si no lo conoce tarda aproximadamente 5 minutos desde que arrancamos hasta que formula la temida frase.  
Lo que más me ha llamado la atención es que casi todas las mamis con  las que he hablado de este tema se encuentran en la misma situación, lo que me lleva a pensar que los niños pacientes no se relacionan con la Princesa o que los pacientes son más de lo que nosotros pensamos.
Solo me queda la duda de saber si este riguroso estudio lo ha encargado alguna marca de DVD para coches. Porque el DVD en el coche es lo mejor que se ha inventado en el mundo de la automoción. Ni ABS, ni AirBag, ni nada de nada. Lo mejor el DVD. El único pero que pongo a este fabuloso invento es que cuando llegas al destino tienes la sensación de haber viajado con la Princesa y 150.051 personajillos más: Bob Esponja, Caillou, Micky Mouse… Pero desde luego, mejor eso que no escuchar 150.051 ¿Cuándo llegamos?

lunes, 4 de junio de 2012

El lugar donde siempre me gusta ir

Hace muchísimos años mi bisabuelo, Tomás García,  tuvo la genial idea de comprar a la Infanta Eulalia (hija de Isabel II y hermana de Alfonso XII) la finca que tenía en Las Navas el Marqués (Ávila). Desde entonces ha pertenecido a mi familia y para mi significa tanto como Tara a Escarlata O´Hara en Lo que el viento se llevó. 
La finca se encuentra a dos kilómetros y medio del pueblo y está rodeada de pinos. Allí aún te despierta el ruido de los pájaros, se oyen los grillos, ves mariposas, el aire huele a campo.. Unos días en Las Navas es el mejor remedio para evadirse de preocupaciones y cargar pilas. Y eso es lo que hemos hecho este fin de semana. Regreso, como siempre, con el convencimiento de que cada día amo más a esa tierra. Allí me casé, llevé a la Princesa cuando aún no tenía ni 15 días, allí descansan en paz mis abuelos y allí espero acabar cuando me llegue mi hora.
En cierta ocasión alguien me dijo que no esperase que a mi marido le gustase aquello tanto como me gusta a mi. Y, efectivamente, así es. Como si de una novela de Isabel Allende se tratase, creo que hay algo en la familia García que nos hace disfrutar y querer a esa tierra como no lo pueden hacer los que no son verdaderamente García. Al Santo le gusta mucho pero creo que no lo disfruta tanto como lo hacemos Mi Otro Yo, la Princesa o yo misma. Me siento realmente afortunada por sentir lo que siento cada vez que voy allí: el lugar donde siempre me gustar ir.
Y con las pilar recargadas solo me falta deciros: ¡¡¡Feliz semana!!!

domingo, 3 de junio de 2012

Pequeñas tonterías dominicales

Cuando sea rica tendré un ricón como este en el que estará prohibido que cualquier ser menor de 18 años se acerque.



¡¡¡FELIZ DOMINGO!!!

sábado, 2 de junio de 2012

La Receta: Tarta de Queso de Raúl Rubio



Hoy traigo LA RECETA. Y lo pongo en mayúsculas porque creo que es la tarta de queso más buena que he comido en mi vida. Y además viene con historia, como a Mi Otro Yo le gusta.
La receta es de Raúl, el marido de Mónica Grande. Dicen que detrás de una gran mujer siempre hay un gran hombre y, en este caso, como no podía ser menos se cumple la máxima a raja tabla.
A Mónica Grande la conocí hace 14 años y a Raúl hace 10. Lo más lógico es que me lo hubiera presentado ella, pero no. Yo por aquel entonces trabajaba como Directora de Comunicación en una agencia de marketing y tenía un proveedor muy majete que me imprimía una revista que hacíamos allí. El trabajo que hacía era estupendo y cuando me hacían las entregas, de vez en cuando pasaba por la agencia y charlábamos un poquillo. Una relación de cliente-proveedor, pero del tipo de "me cae bien el proveedor".
Paralelamente Mónica Grande me comenta que ha comenzado una relación con una persona, que está muy ilusionada y que me lo presentaría en una boda que teníamos próximamente.
Llega el día de la boda y cuando salimos de la Iglesia me encuentro con Raúl Rubio, mi proveedor de artes gráficas. Nos saludamos y cuando estamos en ello, llega Mónica Grande dispuesta a hacer los honores porque Raúl Rubio era su chico. Así que el día de la boda de Mónica Grande y Raúl Rubio tuve el placer de ir de parte del novio y de parte de la novia.
Y si como proveedor es bueno, como persona es aún mejor y como cocinero ni hablamos. En este mismo blog, y en una improvisada declaración de amor que hizo a Moni Grande, escribió que Moni Grande es infinitamente mejor que él pero yo no lo comparto. Mónica es Mónica y Raúl es Raúl y cada uno en su estilo son personas inmensas. Por cierto, tiene una empresa de impresión que trabaja mejor que bien. Así que si alguien requiere de sus servicios, que se ponga en contacto conmigo. ¡¡No os arrepentiréis!!
Y como esto parece más el día de las Personas que Merecen la Pena más que La Receta, voy a ello:   

INGREDIENTES:
 
Para la base:
125 gr de galleta maría
100 gr de mantequilla
2 cucharadas soperas de azúcar

Para la mezcla:
600 gr, philadelphia
3 huevos y una yema
250 gr. azúcar
1 vaina de vainilla
Zumo de limón
Ralladura de limón.

PREPARACIÓN:

Primero nos ponemos con la base. Derretimos la mantequilla, mezclamos todo perfectamente, los ponemos en la base del molde donde haremos la tarta y la horneamos a 160/180 grados durante 15/25 minutos, 
dependiendo del horno.
Mientras, mezclamos el resto de los ingredientes. En el caso de la vaina, abrimos la vaina de vainilla y cogemos solo las pepitas. Lo batimos bien y cuando esté cremoso lo ponemos en el molde, encima de la base de galletas y lo horneamos a 160/180 grados. El tiempo depende del horno. Según sus propias indicaciones desde 40 minutos hasta 100. En su horno, que no es malo, llega a los 90/100 minutos. Lo mejor es meter la aguja y comprobar que entra sin dificultad y que sale limpia.
Espero que os guste. Yo de escribirlo, ya estoy babeando.

viernes, 1 de junio de 2012

Acuerdos tácitos

En los casi 5 años que llevo casada con el Santo se han establecido una serie de acuerdos tácitos que hacen más fácil, aún si cabe, la convivencia entre nosotros. Uno de ellos es que yo preparo la cena y el Santo la recoge (en honor a la verdad he de confesar que a veces el Santo también la prepara).Pero el acuerdo que más me gusta es el de las tardes libres. La tarde de los jueves, cuando el Santo está en el turno de mañana, es mía y solo mía. El se ocupa de ir al cole a por ella, después van a ver a sus abuelos y llegan a casa a la hora del baño. ¡¡¡Cómo me gustan esas tardes!! A veces quedo con amigas, otras me voy de compras y otras, como las de ayer me dedico a estar en casa sin hacer nada, ¡¡qué maravilla!!! Sentarte en el sillón sin que nadie te moleste, ver la tele sin que te pidan dibus, escribir tranquilamente sin tener que repetir una y mil veces el nombre de la Princesa... Creo que esta tarde debería ser obligatoria en beneficio de una buena maternidad. Como que termino la semana con otros ánimos.
¡Ojo! Que el Santo tiene la suya, ¿eh? Los viernes voy yo a por la peque, vamos a natación, luego al parque y hasta la hora de la cena no aparecemos por casa.
Padres y madres del mundo, ¡¡¡reivindicar vuestra tarde!!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...