jueves, 22 de marzo de 2012

Cordura y, sobre todo, respeto




Menos mal que parece que aún queda algo de cordura. La Delegación del Gobierno en Madrid finalmente ha decidido prohibir la manifestación convocada para el el Jueves Santo por el centro de la capital. La llamada marcha o manifestación atea pretendía "sensibilizar a la población sobre el derecho constitucional de libertad de manifestación, la libertad de expresión y la obligatoriedad de que las instituciones protejan la aconfesionalidad del Estado". Con todos mis respetos me parece de un oportunismo supino, una demagogia sin sentido, una provocación  y, en definitiva, una soplapuertez.
Somos todos muy modernos, muy liberales y por eso nos metemos con la Iglesia Católica. Ese parece ser el guión. Eso si, si viene el Dalai Lama nos flagelamos del gusto y del honor de tener un líder espiritual en tierra española. Si viene el Papa tratamos de aguar alguna de las fiestas porque somos un estado aconfesional. Efectivamente, somos un estado aconfesional y tenemos libertad de expresión. Por eso, voluntariamente, como en los últimos 7 años, si el tiempo no lo impide el Jueves Santo estaré en la Plaza de la Villa esperando casi 4 horas de pie a mi Virgen Macarena. Y espero que respeten ese momento que cada año espero con tanta ilusión.
Por cierto, pediré por mi sobrino Dieguete que este año le practicarán la circuncisión civil. Vamos, que le operan de fimosis. ¿No se están celebrando bautismos civiles? Pues eso.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...