viernes, 3 de febrero de 2012

Reflexiones de una madre después de una tarde dominguera de garabatillo


Fabulosa tarde la que dio ayer la Princesa, aunque no se si en esta ocasión debería llamarla Bruja. Los domingos se han convertido en días tensos. Normalmente suele despertarse tarde y si luego duerme siesta, por la noche no hay quien la acueste. Así que hemos pensado que lo mejor es que no duerma siesta.  Ayer después de comer se puso a jugar y no lo impedimos. Estuvo tan tranquila que hasta me pude dormir un ratillo, ¡¡¡qué enorme error!! Máxima número 1: si la Princesa/Bruja está en silencio durante más de 10 minutos o se ha dormido o nada bueno está haciendo. Y así fue. No contenta con jugar con una cosa sacó todos los puzzles, cajas, muñecas, cacharritos, etc. que están a su alcance. Vamos, casi todo. Hasta ahí piensas que es una niña y, aunque nos enfadamos un poco con ella, lo pudimos tolerar. Pero la emoción llegó a la hora de recoger. No entiendo como una personita de 3 años puede inventarse tantas excusas por minuto para no recoger: que si me duele la garganta cuando recojo, que si estoy contando las piezas del puzzle, que si es que pesa mucho...  Mientras su padre guardaba 10 piezas, ella guardaba 1. Y luego estaba el tema de los paseítos: "Papá le voy a decir a mamá que estamos recogiendo bien" y paseíto a la cocina; "Papá le voy a decir a mamá que vamos a terminar ya" y nuevo paseíto... Y después de una hora de tomadura de pelo y de repetir una y mil veces "Mónica recoge" tanto a su padre como a mi se nos agotó la paciencia.  Y no sé si Supernanny aprobaría nuestra reacción pero su padre la encerró en el cuarto de baño con la luz apagada mientras ella lloraba diciendo.."¡¡ya voy a ser buena!!". Así que era consciente de que estaba siendo mala, ¡bruja, más que bruja! Tras 5 minutos de encierro salió algo más tranquila y como si del mismísimo Doctor Jekyll y Mr. Hyde se tratara todo empezó a ir sobre ruedas.
En esos días me surge la duda si lo estamos haciendo bien...
Y de fondo, mientras planchaba, escuchaba como Carme Chaparro definía la maternidad como tocar la eternidad con la punta de los dedos. Qué bonito es ser madre pero que difícil es...
Publicada el lunes 30 de enero

1 comentario:

  1. COMENTARIO DE MARINA
    Jajajajaaaa!! Lloro de la risaaa!! No sé qué me han gustado más, si las excusas de la peque o el arrebato de ira de su padre encerrándola en el baño!! Me ha encantado, gracias por compartirlo!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...