domingo, 19 de febrero de 2012

Nosotros practicamos el Kamasutra...

...pero para papás. El día que mi amiga Rosa me mandó un e-mail con las posturas, no me pude sentir más identificada. Con la educación de la Princesa creo que hemos cometido algunos aciertos y muchísimos errores. Y si entre los aciertos está el de dormirse sola en su habitación desde que era muy pequeña hasta el momento, entre los errores debo mencionar el de dormir con polizón día si, día también.
Nunca he sido partidaria del colecho (práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o los dos progenitores). Es más la Princesa dormía sola en su habitación desde los tres meses. Pero he de reconocer que el cansancio me puede y ella lo sabe. Y como desde que duerme en cama lo hace sin barrera (acierto) no tiene ninguna dificultad en bajarse a media noche y pedirle a su padre o a mi que le hagamos un hueco. Si te pilla descansada o a una hora en la que no hemos cogido el sueño profundo logramos convencerla y se va a su cama. Pero si, como hoy, estás dormida plácidamente lo más cómodo es hacerla un hueco y donde duerme dos duermen tres. Espero volver a la senda marcada  por mi maestro espiritual del sueño (el doctor Estivill) y recuperar mi sitio en mi cama.
Por cierto, esta noche hemos practicado dos posturas: tras un buen rato de la número 3 (Angelitos de nieve) he optado por la número 2: la camita del perro. Ella acurrucada en los brazos de su padre y yo en el sofá.

1 comentario:

  1. ¡Rocío qué verdades! Unas cosas bien, otras mal... Rousita.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...