martes, 7 de febrero de 2012

Arroz con costillas

Yo, que soy de las que disfruto en la cocina, hago una clara diferenciación entre cocinar y hacer la comida. Aparentemente parece la misma cosa, pero para mi no lo es. La comida es lo que hago generalmente de lunes a viernes para salir del paso (que si unas judias verdes, pollo asado, pisto de la Thermomix...) y que me suele dar mucha pereza hacer. Sin embargo los fines de semana, que dispongo de tiempo, cocino. Hago recetas más elaboradas, que me requieren más dedicación y que no considero perezoso sino divertido.
Ayer, pese a ser lunes, estaba yo con el cuerpo cocinilla y cuando llegué de trabajar, aprovechando que está el Santo en casa por la tarde y juega mucho con la Princesa, me puse a hacer un arroz con costillas. Es un plato que suelo hacer los domingos y si a priori puede parecer elaborado, me he buscado un par de truquillos que aligeran el tiempo de realización. Para los puristas os adelanto que la receta está llena de negligencias (cebolla congelada, caldo de brick, arroz que no se pasa) pero el resultado es muy aceptable.   Aqui os dejo la receta para 4 personas:


1 sobre de costillas adobadas de Mercadona  (750 gr. si las compráis en otro sitio)
1 brick de caldo de cocido
200 gr, de arroz que no se pasa
Cebolla congelada
Aceite
Un diente de ajo
Azafrán

En la olla express doras las costillas con muy poco aceite y las reservas. Cuando terminas de dorarlas, quitas un poco de aceite y fríes un puñadito generoso de cebolla. Admite pimiento verde y rojo (también lo hay congelado) Cuando la cebolla está transparente, incorporas de nuevo las costillas y las cubres de caldo. Cierras la olla y haces las costillas durante 20 minutos. Mientras, en un mortero, majas un diente de ajo con unas hebras de azafrán y una pizca de sal. Una vez terminado el tiempo, en una paellera o cacerola baja (yo lo hago en una cacerola que llamamos albondiguera porque siempre hago las albóndigas en ella) echas las costillas y el caldo de cocerlas, además del caldo restante y el majado al que hemos echado un poco de agua para diluir el azafrán. Se pone a fuego fuerte y cuando rompe a hervir, echas el arroz por todo el recipiente, como si lo espolvoreases. Lo dejas cocer a fuego fuerte durante 5-7 minutos y a fuego medio durante 15-20 minutos más. Una vez transcurrido el tiempo, lo tapas ya fuera del fuego, y lo dejas reposar. Y después de todo esto... ¡¡a comer!!!

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...