miércoles, 11 de enero de 2012

Vocaciones rotas

Source: walmart.com via Rocio on Pinterest


Si hay dos profesiones que son claramente vocacionales son la de médico y profesor. Los niños que dicen que de mayor quieren ser médico o profesor suelen conseguir su objetivo. Y esos que lo consiguen son de las personas que viven por y para su trabajo y se convierten en grandes profesionales. Pero, desgraciadamente, la sociedad de hoy y el sistema hacen que, en determinados momentos, cuestionen su vocación  llegando incluso a querer abandonar. Y es que el respeto que los alumnos/padres tenían al profesor y la confianza del paciente hacia el médico se está perdiendo. No entiendo como un padre puede desacreditar a un profesor delante de un hijo. Como en todas partes, hay profesores y médicos buenos y malos, pero soy de la opinión que jamás hay que cuestionar su labor. Yo recuerdo que de niña, cuando un profesor te castigaba y llegabas a casa te caía un segundo castigo por lo que supuestamente habías hecho. Hoy, muchos padres, se ponen del lado del alumno castigando al profesor. Así, ¿qué autoridad puede tener el profesor?
En el caso de los médicos es todavía más sangrante. Ellos han estudiado 6 años de carrera, 3 más de especialidad y continuamente se están reciclando. Pero algunos pacientes con leer  4 ó 5 páginas de Internet se creen con el derecho de cuestionar el criterio de médico. Eso, por no hablar de los que acuden a urgencias porque le duele un pie desde hace un mes, los que van al médico sin cita y luego montan en cólera porque han tenido que esperar un montón o los que hacen ir al médico al domicilio y luego no están porque hacía tan buena tarde que han salido a dar un paseíto.
Así no me extraña que se pierdan las vocaciones.

1 comentario:

  1. Muchas gracias hermana. En semanas como estas es gratificante saber que por lo menos alguien reconoce tu esfuerzo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...