miércoles, 4 de enero de 2012

Encrucijada


Hace unos días, haciendo cola en Zara, estaban hablando una hija de unos treinta y tantos años y su madre sobre la salud y otros asuntos. La verdad que yo estaba a lo mío y de poco me estaba enterando. Pero en un momento dado, la madre ha animado a su hija diciendo que tenía que fijarse en Soraya Sáenz de Santamaría que con 40 años había sido madre. La respuesta de la hija ha sido tajante, ¿para qué? ¿para luego abandonar a su hijo? La madre le ha recriminado la respuesta argumentando que en la vida casi nunca las cosas salen como uno planea y que a la popular le han coincidido dos grandes momentos de su vida profesional y personal. Ojiplática me he quedado. Y no precisamente por la respuesta de la madre, que desde mi entender no puede ser más acertada, sino por la pregunta de la hija. Si alguna vez me hubiera imaginado esa conversación, hubiera invertido el diálogo.  ¿Pero cómo una mujer de menos de 40 años puede hacerse esa pregunta? ¿Para qué hemos estudiado y nos hemos incorporado a la vida laboral?¿Mejor quedarse de por vida en casa cuidando del marido y los hijos?
Cuando Soraya anunció su embarazo, las elecciones previsiblemente estaban convocadas para marzo,cuatro meses después de que naciera su hijo. Pero cosas del destino, la fecha escogida por Zapatero para las elecciones y la de su salida de cuentas era la misma: 20N. Me imagino que no le será fácil despegarse del bebé tanto tiempo. Pero creo que su hijo nunca le hubiera perdonado que su madre renunciara a convirtirse en la vicepresidenta más joven de España.Yo, de haber sido mi madre, hubiera estado muy orgullosa de ella.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...