jueves, 26 de enero de 2012

¿Caro o barato?

Este fin de semana, Pedro J. Ramírez la ha liado en Twitter por comentar que le parecía razonable una cena para dos personas por 150 € más el precio del vino a parte. Así dicho parece una barbaridad, pero a mi no es que me parezca razonable, es que me parece tirado. Evidentemente no estaba cenando en cualquier sitio, estaba en DiverXo, uno de los pocos restaurantes madrileños con 2 estrellas Michelín y estaban disfrutando de uno de los menús degustación compuesto por 7 platos. Y es que, para mi, ir a cenar a este tipo de restaurantes es como ir a una cena/espectáculo porque, en sí,  la cena se convierte en espectáculo.
Hace tres años, mi Santo tuvo la genial idea de regalarme por mi cumple una cena sorpresa en el Coque, restaurante del conocido chef Mario Sandoval, poseedor de una estrella Michelín. Os puedo asegurar que la cuenta fue bastante más elevada y si pudiera la pagaría una y mil veces más. Pese a lo que piensan los "enemigos" de este tipo de cocina, salimos rodando de lo mucho que comimos y con la intensidad de los sabores de cada uno de los platos nos fuimos transportando del mar a la montaña. Fue una noche perfecta en la que disfrutamos de cantidad de sensaciones casi indescriptibles.
La experiencia me demostró un paralelismo que llevaba haciendo hace años: el cine y el teatro.  Si puedes pagar 8 € por ver una película con grandes efectos especiales, música espectacular y actores de reconocido prestigio, ¿por qué pagar 25  € por ver una obra de teatro sin efectos especiales, ni música doble soundround, ni 3D  ni nada de nada? Porque no es comparable. Pues en este caso es lo mismo. En la foto os muestro los 3 platos que más recordamos de aquella noche: el cochinillo, la fusión de verduras y el mar de moluscos.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...