martes, 24 de enero de 2012

Baila, ama, canta, vive... pero no te quejes

En los últimos días, personas de mi entorno han recibido tristes noticias que han hecho cambiar el rumbo de sus vidas. Esos acontecimientos me han convencido, una vez más, que no debo tener la más mínima queja por la vida que llevo y cada día debo dar gracias a Dios por todo lo que tengo. Es verdad que madrugo mucho, pero porque tengo trabajo. Que cuando llego a trabajar ya estoy agotada, porque tengo una niña a quien debo despertar, vestir y llevar al colegio.Que muchas veces llego corriendo para no llegar tarde debido al tráfico imposible, porque tengo coche. Que por estar a mil cosas se me pegan las lentejas, porque tengo comida... Y así podría estar todo el día. No podemos vivir lamentándonos por lo que fue pero ya no es y ni por lo que tiene que venir pero no viene. Si vivimos el presente añorando el pasado y deseando el futuro pasará la vida sin pena ni gloria. Debemos afrontar un problema cuando lo es y manejar las dificultades para que no se conviertan en problemas. Y es que, en definitiva, nos tenemos que concienciar de que cada día es un regalo que hay disfrutar a tope.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...